Pepitas de oro viajero en Blogstock

Un tipi (tepee o teepee) es una vivienda típica de los pueblos nómadas de Norte América construida con piel de búfalo donde el fuego estaba siempre presente y se realizaban reuniones a su alrededor. En Blogstock el tipi era de lona y no había fuego, pero ha sido un espacio importante dedicado al intercambio de ideas y el aprendizaje.

Tipis

El festival de Blogstock, celebrado en Estree (Belforshire, Reino Unido) es el primero en el mundo con ese concepto “festivalero”: pulseras a la entrada, caravanas con comida, un espacio de feria para saltar en un castillo hinchable o comer palomitas, cócteles y vinos por la tarde y, por supuesto, varios espacios donde se llevaban a cabo presentaciones y debates sobre el mundo del blog.

Ideas compartidas

Zoe Dawes (quirkytravel.com que es algo así como viaje estrafalario.com) nos pregunta si de verdad queremos ser blogueros de viaje y nos da los principios básicos para hacer un buen trabajo: tener una visión, valores y pasión.

Desde luego que pasión no falta en Blogstock, tanto mis compañeros candidatos a ser Expedia Pioneers como los demás participantes del festival estamos con los ojos y oídos abiertos a las nuevas ideas para conseguir ser más creativos, como lo llama una chica con la que paso un rato hablando, “estamos recogiendo pepitas de oro viajero”.

Bloguear e inspirar

El sueño de todo bloguero de viajes es poder vivir haciendo su trabajo. Para esto es básico ser constante y renovarse. Como idea y práctica para ese día, tenemos una sesión sobre blogs en directo, un concepto todavía por explorar que hace del blog un espacio más transparente y honesto (te muestras “en crudo”, sin edición), que hace que pueda existir un intercambio de ideas entre el bloguero, viajeros y locales y, en definitiva, involucra a los lectores y les inspira a viajar.

La creatividad en el centro

La variedad, el entusiasmo y la creatividad son básicos para crear contenido de calidad y que atraiga a lectores ¿Pero qué pasa cuando te quedas sin ideas? Entonces quizás lo mejor sea volver al tipi y seguir compartiendo nuestras pequeñas pepitas de oro viajero.

Report This Post

6 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *